Casa con Encanto de "Nico"en Vama Buzaului, Brasov (Rumanía)

Brasov

      







  

Brasov (en latín: Corona en los mapas antiguos fue también llamada Cron∫tadt o Braßov, y entre 1950 y 1960 fue llamada La ciudad Stalin) es la capital y ciudad más poblada del distrito de Brasov. Le fue otorgado el título de ciudad-mártir, por la participación de sus ciudadanos en la Revolución rumana de 1989. Conforme al censo de 2002, tiene 283.901 habitantes. La estación de invierno Poiana Braşov está a 12 km del centro del municipio, disponiendo de una infraestructura desarrollada para la práctica de los deportes de invierno. La patrona de la ciudad es la Virgen Maria. Su estatua está encima de uno de los contrafuertes de la Iglesia Negra,  que está orientado hacia Casa Sfatului (la Casa del Consejo, antiguo ayuntamiento, hoy en día museo de historia en la plaza central de la ciudad), con el escudo de Brașov esculpido debajo, en relieve. El municipio Brașov fue a través de los siglos una de las más importantes, poderosas y florecientes ciudades de su región. Gracias a su posición geográfica y a su infraestructura, permite el desarrollo de muchas actividades económicas y culturales. Los actuales apelativos rumanos y húngaros derivan de la palabra eslava,  barasu, que significa fortaleza. El nombre alemán, Kronstadt significa "Ciudad Corona" y se refleja en el escudo de la ciudad, así como en la denominación medieval latina de "Corona". Entre 1950 y 1960, la ciudad fue llamada Orașul Stalin (en rumano,  La ciudad de Stalin), en honor a Iósif Stalin.

PATRIMONIO  CULTURAL

La situación geográfica de ciudad la hace ideal como punto de estancia para cualquier tipo de vacaciones  en Rumania. Brsaov se encuentra en una distancia razonablemente cercana de las principales atracciones rumanas: los balnearios del Mar Negro, los hermosos de e interesantes monasterios de la Moldavia (Bucovina) septentrional, la increíblemente preservada regíon  noroccidental de Maramures con su iglesias centenarias de madera. La ciudad también está  considerada como la capital de las montañas de Rumania y, además de todo esto, también se lo considera la ciudad más amistosa del país. Los mejores periodos para visitar la ciudad se extienden de mayo a septiembre para disfrutar del verano templado, y de diciembre hasta febrero para participar en las actividades invernales.

PRINCIPALES ATRACCIONES TURÍSTICAS EN BRASOV SON:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitar su uso y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace.

Aceptar